sábado, 23 de junio de 2012

Moyano no te representa !


Camión viejo, cansado y sin luces

Soy un convencido de que el motor real de las grandes transformaciones son los trabajadores. Pero sería ingenuo de mi parte creer que Hugo Moyano con paros y los aprietes esta buscando profundizar el modelo o brindar beneficios a la gente.
Hoy la batalla es política, propia y con los camioneros como fuerza de choque. Sus aspiraciones personales están por encima de la gente. El líder de la CGT siente que ese espacio le queda chico y va por más. Quiere más poder y sabe que por medio de una elección jamás lo lograría. El 12 de julio podría perder su lugar en la Central Obrera y eso lo irrita, lo descoloca. Entonces se tiene que hacer fuerte sin medir las consecuencias.
La estrategia es simple, grita a los cuatro vientos que le están quitando plata a los Argentinos, que él es el mesías salvador que viene a poner las cosas en orden. Pero hay un detalle que se le pasa y no creo que lo haga de atolondrado. Con este Gobierno los trabajadores recuperaron la dignidad, consiguieron merecidamente ser escuchados, tuvieron paritarias año tras año para que su sueldo sea valorado y no se estanque según se les antoje a sus patrones. Se pudieron jubilar con mejores remuneraciones y por medio del estado y no quedando sus aportes de toda la vida en manos de usureros privados. Consiguen sus medicamentos a precios moderados, sin tener que caer en empresas multinacionales que imponían precios prohibitivos. Obtuvieron la asignación familiar para que sus hijos tengan mayor inclusión y paridad frente a la vida. Y así podemos seguir ocupando lineas de este texto. Pero al líder Sindical y a su hijo malo poco parece importarles.
Pasaron de ser defensores del modelo a maquillarse para las cámaras del Grupo Clarín. Hoy juegan para quienes nunca pensaron en esa gente que el dice defender. Con su accionar Macri sonríe, TN encontró a su príncipe azul y todos los que antes lo veían como un monstruo hoy lo ven rubio y de ojos celestes. El lo sabe, pero de convicciones parece que no le gusta saber nada.
El llegó a creer que el éxito y el cariño popular por este gobierno eran patrimonio propio. Se equivoco y feo. Si bien estuvo cerca de este movimiento, no lo podemos negar, nunca fue de confiar y el tiempo lo demostró.
Ahora su lugar este en donde siempre lo despreciaron, pero por un poquito más de poder Hugo hace lo que sea. No tiene límites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada