viernes, 6 de julio de 2012

Un gobierno que destruyo mitos


Este gobierno rompió con paradigmas históricos de nuestra Argentina, verdades impuestas que atentaban contra el andar democrático de una patria que le costó oír el ruido de rotas cadenas.

"Para gobernar no podes tener los medios en contra": El Grupo Clarín como abanderado fue quien tapa tras tapa intento destruir al Gobierno. Estrategias con olor a basura, mentiras que se caen por su propio peso y un sinfín de repetidoras que se hacen eco a estas falacias intentaron ver de rodillas a Nestor, Cristina y todos los funcionarios del frente Para la Victoria. Pero como los hechos reales son más fuertes que cualquier ficción disfrazada de noticia, el proyecto sigue en pié. La ley de Medios, el ir a fondo con saber verdades del pasado en donde se ven involucrados y el sacarles día a día las caretas a los operadores del poder fueron algunas de las acciones que dejaron sin efecto este triste paradigma.

"En Argentina no podes meterte ni con los militares ni con la iglesia": Estas instituciones fueron parte fundamental del dolor, la muerte y los arreglos económicos más perversos de la historia. Este Gobierno puso las cosas en su lugar, quienes desangraron a la patria tuvieron que pagar, quienes recibieron beneficios monumentales tuvieron que rendir cuentas. El Kirchnerisimo demostró que podes gobernar y meterte con quienes lastimaron al país. La memoria, la verdad y la justicia nunca se negociaron.

"Si no escuchamos al FMI estamos afuera del mundo": Mira que los escuchamos y así nos fue. Hoy con Independencia, sin una entidad que te cuente las costillas, que te de la receta para endeudarte y sin ser esclavo de ellos, estamos mejor.  Porque a muchos desmemoriados o simples oportunistas les es más simple olvidar el liberalismo más salvaje que piso nuestras tierras. Yo no me olvido.                                                                                   El mundo tiene una crisis económica que deja tendales de pueblos heridos, las bolsas colapsan, las burbujas inmobiliarias explotan y nosotros lo vemos con preocupación, pero sin espanto. Podemos vivir sin ellos, no solo estamos insertados en el mundo, sino que muchas naciones nos toman como ejemplo. Un verdadero orgullo.


Como estas verdades impuestas hay muchas más que fueron cayendo, que perdieron peso y que quedaron viejas. Porque desde el 2003 nos representan sin miedo, gobiernan para todos y luchan por un bien común.  Esa es la patria que tenemos que defender.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada