martes, 16 de agosto de 2011

Abrazo electoral

Que linda es esta alegría. Alegría de ver que la presidenta recibió el apoyo que se merece. Alegría de ver y sentir este abrazo electoral que le dio el pueblo en las urnas a la brillante líder de este movimiento, a la conductora de este modelo de crecimiento, de inclusión, de búsqueda, de igualdad, de entusiasmo, de pasión y sobre todo de amor.
Alegría de comprobar que los medios no pueden tapar una realidad tan grande.  Que es otro el país que nos quieren vender los canales y diarios que ya sabemos. Que es verdad que existe, como dijo Cristina, un País Virtual y un País Real. 
Y por suerte, vivo en el país Real.  Un país donde la gente fue a votar con entusiasmo. Donde la mitad mas uno apoyó a Cristina. Donde existe la confianza y la fe en la política. Donde me puedo abrazar con alguien querido y festejar  esta victoria, que sabemos que significa. Porque sabemos quien gano, y quien perdió, quien está contento y quien está triste, y ahí se explica todo.
Vendrán tiempos de análisis, de cautela, de saber que todavía no se gano nada. Pero primero a festejar un poco.
A darnos un abrazo con los  que sufrimos y nos alegramos  este tiempo. Haciendo cuentas, acordándonos de  las buenas y de las malas. Del paro del campo, de la 125, del voto No positivo de Cobos, de la alegría popular del Bicentenario, de la ley de medios, del matrimonio igualitario, de la muerte de Nestor. De la sensación que quisieron instalar de que no había Kirchenrismo sin Kirchner, que Cristina era Isabelita, que se caía el Gobierno.
Y pasó el tiempo, y acá estamos. Mas vivos que nunca. Por eso festejamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada