viernes, 1 de octubre de 2010

Democracia


Latinoamerica sufre por los momentos que vivió Ecuador, es una huella, una señal de que lo que creemos solido puede no serlo. Ver al Presidente Correa poniendo su cuerpo por la democracia es un gesto que emociona y me lleva a felicitarlo.
La democracia se construye día a día, la apuntalamos con la verdad y con el esfuerzo de todos. Es por eso que me alejo un poco de Ecuador, a pesar de que ayer fue el disparador para que hoy este redactando estas lineas, y pienso ¿La democracia esta fuerte en la Argentina?
Yo no encuentro respuestas claras, pero sí pensamientos aislados. Me aterra ver que el diario más vendido del país fue socio de los lideres de la última dictadura, me asombra leer mentiras que pueden generar un estallido popular. Me da miedo que personas no valoren los juicios contra los genocidas dictadores que atentaron contra el país o escuchar a periodistas, que respetaba, minimizando el tema.
Me da bronca escuchar la frase “soy apolitico”. Cuanto menos nos importe la vida institucional de nuestra tierra más fácil va a ser que atenten contra ella. El desconocimiento es la llave para quienes quieren poder a punta de pistola.
Así como tengo pensamientos que me abruman, tengo otros que me reconfortan: me da alegría ver un gobierno que defiende la democracia con hechos y no con palabras, me saca más de una sonrisa ver como caretas tétricas del pasado caen lentamente.
Esto alcanza? La verdad aún no lo se.
Espero que todos tengamos la docencia de trasmitir a los que vienen lo importante de la democracia, lo lindo que es vivir en ella, lo duro que fue para quienes no la tuvieron. Esta en todos darle la espalda a quienes bajo un sistema democrático siguen queriendo actuar como si no lo hubiese. Es cuestión de hablarlo, de no callar, de preguntar y de tomarse el tiempo necesario para quien nos pregunte.
Recordar, tener memoria e informar sobre lo importante que es vivir en democracia no puede esperar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada