jueves, 19 de agosto de 2010

Terminó la guerra, continua el negocio


La guerra en Irak llegó a su fin, se retiran las tropas de combate del territorio, dándole fin a la operación denominada “"Operation Iraqi Freedom".
Obama cumplió con su palabra de terminar con una batalla sin equidad y que destruyo a un país durante siete años y medio, sin embargo la buena noticia no es completa, ya que 56000 solados norteamericanos quedarán en tierras del golfo para capacitar a los efectivos locales. Etapa que llamaron "New Dawn". Lo curioso es que las tropas que se retiran serán destinadas para “trabajar” en Afganistán para luchar contra el terrorismo. Cambia el tablero, pero continúan con el juego macabro de instalar enemigos para sacar réditos económicos.
El 20 de marzo del 2003 fue el primer bombardeo en Bagdad, alegando la lucha contra un país con supuestas armas de destrucción masiva que amenazaban al mundo. Armas que no fueron encontradas.
Más de un millon de muertos, mentiras, violaciónes a los derechos humanos en variadas formas, paranoias y aliados que se alejaron por el descredito mundial fueron la trisite realidad de una contienda para nada par.
El motivo de las futuras guerras no les importa, la industria de las armas en Estados Unidos sigue siendo un pilar fundamental en su economía y es por eso ,que lamentablemente, tendremos que prepararnos para ser espectadores de una rueda que girará en búsqueda de nuevos enemigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada