martes, 31 de mayo de 2011

Amistades Peligrosas

Argentina experimenta un retroceso político que me asombra y me asusta. Veo uniones electorales que a simple vista uno puede notar que solo durarán hasta que las urnas se abran.
No hay ni historias, ni ideas, ni formas que unan a muchas alianzas políticas que se están gestando en esta etapa pre eleccionaria.
Ver a Alfonsín con De Narváez muestra solo un interés transitorio que deja mal parado al radicalismo, un partido con basta tradición y con un sin fin de dirigentes con posibilidades de ocupar el lugar que hoy tiene como dueño el oportunismo del día.
El colorado se proclamó peronista, de hecho formo junto a Duhalde al Peronismo Federal, y hoy se alinea junto a Ricardito para arañar un voto más.
Otro caso que me hizo prestar atención fue el del PRO, un partido unipersonal, con un líder y otros que tocan bajito en la orquesta, decide poner como legislador al rabino Bergman. Dejando de lado a otros que acompañan desde un principio al partido de Mauricio Macri. Si bién los dirigentes del PRO, en mi opinión, son simples figuras que se mueven por interés y gracias a acciones de marketing. No puedo dejar de pensar en todos los que trabajaron a su manera junto al proyecto de Macri y hoy ven como una figura pseudo mediática cuenta con el lugar que seguramente ellos anhelaban.
Estos son solo algunos de los tantos casos que uno ve a diario. Parece ser que la experiencia de Fernando de la Rua y la Alianza no se hizo carne en nuestros políticos. Igualmente los que tenemos que dejar de pasar por alto esto somos nosotros, ya que en el cuarto oscuro tenemos nuestro momento para no avalar estas fórmulas oportunistas.
Creo que la política se tiene que pensar más allá de un voto, tenemos que ver proyectos firmes. Luego ver si lo compartimos o no. Creo que para los partidos a la larga les será más redituable con el tiempo ser consecuente con sus ideas y con su gente. El votante puede no elegirte hoy, pero si sos consecuente tenés más chances de que te elija mañana.
Yo apoyo al Frente Para la Victoria por que más allá de compartir sus ideas, veo que se respeta una línea y la gente que trabaja en el proyecto recorre una simetría de ideas. Pero estoy alerta, soy crítico cuando veo figuras que se ponen solo para la foto y que solo quieren subirse a la popularidad de Cristina. Un grave error sería que para acumular más poder se recurra a personas con fuertes presencias regionales, pero con pocas coincidencias de conceptos e ideas.
Creo que creceremos como país el día que los partidos “mueran con la suya”, que las propuestas estén por sobre las alianzas y que los votantes le den la espalda a los oportunistas eleccionarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada