jueves, 17 de febrero de 2011

Y muchos Marines, de los mandarines...

Lo sorpresivo del asunto del avión norteamericana que llegó a la Argentina la semana pasada, no es el contenido de la valija, no es el intercambio diplomático entre Estados Unidos y nuestro país,  sino que es la (una vez mas) vergonzosa reacción de varios medios de comunicación y periodistas.
El viernes pasado, llegó a la Argentina un avión de la Fuerza Aérea Estadounidense, que venía a formar parte de un intercambio  de formación profesional sobre lucha contra el terrorismo y demás acciones militares. El gobierno argentino solicitó que Estados Unidos declare en una lista las armas, los equipos y demás elementos que quisieran ingresar al país. Hasta aquí todo claro.
El tema se pone un poco mas turbio cuando el avión llega, la fuerza aeroportuaria constata que esté todo lo que se presento por escrito, y descubre que sobran algunas cajas, que no habían sido declaradas pero que querían ser ingresadas al país. Después de varias horas, después de la negativa de varios marines a entregar las cajas, se revisa el material sobrante y se descubren armas, medicamentos vencidos, equipos para interceptar llamadas, GPS de alta definición y demás elementos que inconcebiblemente querían ser ingresados al país sin declarar.
Pero aqui viene la parte que, a mi entender, es mas preocupante, mas de raíz, mas destacable de este asunto, que es el colonialismo al que están sometidos medios de comunicación, periodistas y, por qué no decirlo, ciudadanos indignados que me ha tocado escuchar en estos dias. Están preocupados, expectantes, asustados sobre lo que puede llegar a decir Estados Unidos sobre el accionar argentino. No quisieran que el gran país se enoje, no pueden creer que no se los deje entrar como si esta fuera su casa, quisieran tomarse un avión para ir a pedirle disculpas a Obama. ¿Que pueden criticar del accionar argentino? ¿Por qué cuando Argentina tiene algún cruce con un país extranjero, inevitablemente se ponen de la vereda foránea? ¿Por qué no pueden enorgullecerse de que Argentina se le pare enfrente a quien no respeta nuestra soberanía?
Inaugurando la sección de videos de yobobonito, los invito a tomarse diez minutos y escuchar el discurso que pronunció la Presidenta el ultimo 20 de noviembre, cuando inauguró el monumento por la vuelta do obligado, y donde se selló el “Dia de la soberanía Nacional”. En los primeros minutos, con un admirable uso del lenguaje y de la narrativa, cuenta la historia de aqulla invasión, y la compara con invasiones posteriores, incluso actuales, en las que los argentinos actuaron contra los argentinos.  Si no tienen tiempo para ver el video completo, les recomiendo vean a partir de los 9:45 minutos, ya que allí habla completamente de lo que sucedió estos días:  las cadenas culturales con las que muchos están ligados al extranjero. Las cadenas que en casos como este, cuando quieren pisotear nuestra soberanía, hacen que los encadenados se pongan automaticamente del lado del pisoteador.
Como dice Cristina, hagamos fuerza  para romper esas cadenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada