jueves, 2 de septiembre de 2010

La lucha de los chicos

Cuando los jóvenes toman medidas para mejorar su educación, los tratan de “piqueteros chavistas” y cuando simplemente disfrutan de su juventud los ven como vagos sin rumbo. Contradicciones típicas de muchos medios argentinos.
El PRO, no solo es contradictorio sino que persigue a los estudiantes de capital que luchan por una educación mejor. Los amenazan con listas crueles y los tildan de agitadores profesionales. Macri y su tropa les temen a quienes piensan diferente, a quienes buscan la igualdad, o simplemente a quienes alteran su fashion manera de hacer política.
El reclamo de mejoras edilicias es un grito a favor de un derecho que todo estudiante tiene. Un reclamo que viene desde años atrás con quejas por falta de estufas en invierno, por la falta de planes de becas y por las caídas reiteradas de mamposterías, entre tantas otras carencias.
Hoy muchos le dan la espalda a los chicos, pero se olvidan que gracias a la lucha estudiantil en capital, la Ciudad de Buenos Aires se salvo de formar parte de la reforma educativa de los noventa. Reforma que destruyo la educación en las provincias y vació de contenidos las aulas. Esa lucha estudiantil dio resultado e incluso dejó en evidencia que los chicos pensaron más que los grandes. Que hay cosa de grandes que la viven en el día a día los chicos.
Me parecería coherente, certero y lógico que el Ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, deje de inventan pingüinos en todos sus errores y se ponga a trabajar en conjunto con los jóvenes. Que empiece escuchando las necesidades, viendo como se llegó al conflicto y buscando una solución y luego si sacar conclusiones.
"En algunos casos el tema esta politizado” declara el Jefe del Gabinete Porteño de la Ciudad de Buenos Aires Rodríguez Larreta en otra clara muestra de dar golpes de efecto , buscando depositar el problema en el otro.
23 colegios tomados se pueden ver de dos formas: O creer que se pierden días de clase y nada más o mirar más allá del conflicto y darse cuenta de que los estudiantes formaron una opinión, la defienden y buscan dejarle un colegio mejor a las generaciones que vienen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada