jueves, 19 de abril de 2012

YPF más Argentina

Más estado es más patria. YPF en nuestras manos nos hace más grandes. Vos, yo, tus hijos, tus amigos y los amigos de tus amigos tenemos más. Más libertad económica, más fuerza, más energía, más decisión y más futuro. Otro paso más en la transformación nacional.
Fue Aerolíneas, las AFJP y ahora YPF. Estas políticas que nacieron con Néstor y hoy sigue en pie con Cristina nos renuevan las esperanzas. Cada día dependemos menos de los vientos ajenos y nos hacemos cargo de los que nunca debió dejar de ser nuestro. Todos tenemos el compromiso de defender esto, hoy y siempre.
Cuando creímos que se habían llevado para siempre las joyas de la abuela, el alhajero y el batón, nos encontramos con otra realidad, con una más feliz, más auspiciosa y mucho más placentera.  Citando a Aníbal Fernández: “Ya no se llevan los huevos de oro y nos dejan las gallinas a nosotros para que le demos de comer” Impecable.       

Lógicamente hay voces en contra de que YPF pase a nuestras manos, son gritos tristes, obvios, que se caen por su propio peso. Dan vergüenza, se les nota los hilos y hasta las manos de los titiriteros que los manejan. Que Repsol patalee es parte del juego, pero que el intendente viajero se oponga es parte del negocio, de sus negocios, parte de los tejes de sus grupos amigos.
Es justo reconocer que tanto el FAP como gran parte de la UCR se pararon del lado del tablero que a los argentinos más les suma. Tendrán objeciones y reclamos, pero no pusieron palos en la rueda como en otras medidas claves. Un gesto.

Me despido, feliz. Con más alegría, un poco más argentino y sin dudas mucho más Kirchnerista.

Sebastián Arias

Me olvidaba, no repitamos  más “quedamos afuera del mundo” en el 2001 estábamos más que nunca fundidos e inmersos en ese mundo al que hoy yo no quiero entrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada