sábado, 28 de abril de 2012

Un acto contundente

En un clima impactante, un marco contundente y un modelo intacto tras casi una década de gobierno K, Cristina como única oradora se brindó a su gente en un Vélez repleto.
Más de cien mil personas colmaron Liniers, el estadio lleno y muchísima gente en las calles fueron testigos de una tarde de pura pasión y convicción.
“Unida y organización” fue el pedido más rotundo en una tarde colmada de sentimientos y de recuerdos. La Presidenta se brindó a su gente, recordó a Néstor y su triunfo en el 2003 y detalló los logros sociales y económicos obtenidos. Pero si en algo me tengo que detener de su discurso es que por sobre todas las cosas puso como gran mérito la inclusión de los jóvenes en la política. Freno aquí, ya que soy parte de esos que no creíamos en el cambio de rumbo, de esos que veíamos todo podrido y veíamos la política como cosa de otros. Hoy con 30 pirulos puedo asegurar que gracias a Néstor primero y Cristina después creo en cambiar las cosas, creo en la función fundamental de la vida con política.
Las organizaciones con sus colores  y sus banderas, los canticos, el amor por sobre el odio, la unión y el futuro armaron un momento espectacular, único y que seguramente se repetirá por que seguiremos unidos y organizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada