jueves, 1 de septiembre de 2011

La Marihuana y los medios

La desinformación es la gran aliada en el consumo de drogas duras en este país. Creo que dar un mensaje erróneo hace que muchas personas entren a un mundo nocivo, contaminante y que difícilmente se pueda salir.
La mentira, según mi parecer, más grande y que desata un conflicto principalmente en los jóvenes es darle lugar a declaraciones falaces sobre el consumo de la marihuana. Pseudos expertos que plantean propiedades diabólicas en un “porrito” hacen que cuando un chico fuma y nota que todo lo vendido y debatido en los medios no es así, automáticamente deja de creer todo lo que se dice ciertamente sobre las drogas que si son destructivas. Este descrédito de los trastornos que sí generan la cocaína, los ácidos, la heroína y la droga más barata y accesible como el paco, terminan siendo una trampa mortal.
Si sobre el cannabis escuchamos la verdad y no potenciamos sus síntomas seguramente quien consuma sabrá de que se trata y podrá discernir de una manera más certera que el paso a otras drogas es altamente peligroso.
No estoy pidiendo que la juventud levante banderas pro porro. Pero sí creo que la marihuana genera un estado menos perjudicial para la salud física y mental que el alcohol. Sin embargo socialmente se ven 10 botellas de vino sin alarmas, ni dedos señalando. En cambio muchos condenan y castigan a un simple mortal que esta fumando una sustancia que al fin y al cabo su síntoma más frecuente es la risa, la tranquilidad, la charla y el hambre. La bebida genera esto estados mencionados o altera mucho más la personalidad y las posibles consecuencias? Un consumidor diario de alcohol y un consumidor diario de cannabis no son lo mismo. Pero unos están invisibles y otros reprimidos. Raro no. Menciono también el ejemplo del cigarrillo de tabaco, todos sabemos la tremenda adicción y los grandes problemas que generan en la salud. Se ve que el grán negocio que hay detras, hace que las tabacaleras impongan sus productos y todos los pasemos por alto.
Los medios hablan sin saber que la desinformación hace al descrédito, el descrédito lleva al consumo de sustancias que sí generan adicciones mortales. Atentos que no es una cosa menor.
El tema despenalización, consumo personal, propiedades, la tenencia de una plantita en la casa y el tráfico sin control serán temas para una futura nota. Hoy el eje es la información mal dada y sus posibles consecuencias.
Por eso desde este lugar pido la información certera y sin asustar a la sociedad. Sin mascaras, sin pasar por alto que la argentinos en un importante porcentaje consumen marihuana y no experimentan las atrocidades que los desinformados quieren informar. El paso a mundos oscuros más contaminantes de la mano de la mentira es una responsabilidad de quienes no miden las consecuencias.
No esta bien ni mal consumir, la realidad es que esta y no podemos demonizarla, ya que las consecuencias se pueden tornar peligrosas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada