martes, 12 de julio de 2011

Por que Mauricio?

Despues de la contundente victoria de Mauri de ayer, cabe preguntarse que habra sucedido para que la mitad de los habitantes de la ciudad mas importante del pais vote a un sujeto vacio de contenidos, hueco, a una cascara sin ideas, producto del marketing y del apoyo de los medios y las corporaciones.
Creo que el voto a macri es el voto del desinteresado politico, del que cree que la politica es algo abstracto que no modifica la vida de las personas, del voto sin pasion, del voto en contra de algo, en fin, del voto sin convicciones. Y no es para descalficar a sus votantes (o en realidad si, que me chupen un huevo), pero estoy seguro de que nadie, absolutamente nadie, puede votar con conviccion a un politico que nunca expresa una idea propia, que se pasea por los programas y pide que le hablen de la vida y no de politica, que no sabe expresarse, que no debate porque no puede sostener una conversacion.
Por eso, creo que la batalla que hay que dar es la de politizar al apolitico. Creo que los que nos sentimos representados en el proyecto nacional, que sentimos admiracion y respeto politico por nuestros representantes, quienes defendemos con conviccion y amor una idea y un modelo de pais, debemos mas que nunca, a tres semanas de un ballotage que parece imposible, y a tres meses de las elecciones mas importantes, tratar de movilizar al apolitico de su estado de descreimiento y apatia absolutos, desde donde podamos, desde el lugar que encontremos. Dejo un texto que parece que ilustra el caso.


El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio del poroto, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales. Bertolt Brecht

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada